41Sentirse bien.

A veces en la vida lo más importante es no soltarse de las personas que nos aprecian.
Todos buscamos lo mismo, un poco de atención, quizás un poco de cariño o un poco de comprensión. La compañía, no sentirnos solos, saber que alguien nos busca o nos lee, que alguien nos escucha o simplemente que alguien está pendiente, un poco , de nosotros, nos sirve como motivo suficiente para empezar un nuevo día o para terminarlo, para sentirnos bien.

Acomódate en ese lugar que has reservado para poder relajarte, cierra los ojos, respira profundamente y permíteme atraparte con mi voz. Seas bienvenido a Arropando estrellas, un podcast de Bosquina Monzón.

Siempre viví cerca del mar, en invierno se hace agradable pasear por la playa cuando a penas hay gente y puedes disfrutar de tu soledad, del silencio y de los sonidos que te ofrece la naturaleza, el viento, las olas rompiendo en la orilla, el ruido de tus pasos al caminar sobre la arena. Respirar profundo y sentir su olor, su latido, hay algo en él que siempre me enreda, atrapa mi alma y juega con ella, la acaricia, se la lleva, sana sus heridas y me la trae de vuelta. El mar me cura por dentro.
A veces no es fácil ser optimista, pero no es bueno quedarse anclado en medio de un bucle de tristeza o pesimismo que no nos deje ver la luz.
Me gusta escuchar canciones tristes, creo que la tristeza tiene que salir y fluir, igual que la alegría; tiene que verse, pero no debe instalarse en nuestro pensamiento o no nos dejará avanzar. Cuando me encuentro demasiado melancólica escucho una canción que me hace salir de esa nostalgia y me funciona, no sé bien por qué, como antídoto: “Cuando me siento bien” de Efecto pasillo.
Estos días es tan necesario sentirse bien, tender la mano al otro, escuchar, intentar animar. Pero no permitas que alguien te desanime o intente manejar tu vida, el cariño no es eso.
La música es capaz de erizarnos la piel, de transmitirnos lo que sienten otros, de transmitir a otros lo que nosotros sentimos. Nos acerca a momentos ya vividos, al calor de los amigos, a momentos importantes de nuestra vida, cada etapa disfrutada tiene su música especial. ¿Te gusta recordarla? Me han regalado muchas melodías. La música se ha acercado a mí muchas veces en forma de amigos inolvidables, de momentos compartidos, de idas y venidas en coche, de cariño y de mucho amor. Forma parte de nuestro día a día y es tan importante casi, como el aire que respiramos, expresa lo que sentimos, nos acompaña en los momentos importantes y a veces nos salva la vida.
Respira profundamente, intenta recordar esa música que te hacía sentir bien, libre, enamorado de la vida. No te robaré más tiempo hoy, la semana que viene volveré a acompañarte, si quieres, compartiré contigo estos minutos y seguiremos, arropando estrellas. Ahora, descansa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.